Control Interno

El objetivo de ésta área es resguardar los recursos de la empresa o negocio evitando pérdidas por fraude o negligencia, así como detectar las desviaciones que se presenten en la empresa y que puedan afectar al cumplimiento de los objetivos de la organización.

Generalmente las micro, pequeñas y medianas empresas, no cuentan con un sistema de administración bien establecido, y en la mayoría de los casos trabajan de manera empírica; solucionando problemas conforme se van presentando, todo esto genera situaciones no previstas que ocasionan un impacto financiero. Dichas situaciones pueden ser prevenidas teniendo un control interno con anticipación.

Desarrollar un Control Interno adecuado a cada tipo de organización, les permite optimizar la utilización de recursos con calidad para alcanzar una adecuada gestión financiera y administrativa, obteniedno mejores niveles de productividad, así como alimentar el sistema de información y ayudar a la adecuada toma de decisiones y facilitar  que las auditorías tanto de gestión como financieras sean efectivas.

El control interno en las empresas disminuye la ocurrencia de errores  y fraudes en la información financiera; los entes reguladores la catalogan como una empresa que cumple las leyes y regulaciones y a su vez generan un impacto positivo en su negocio, pudiendo inclusive atraer a inversionistas que apuesten al crecimiento del mismo.